24 de agosto de 2007

Entrevista a Farinelli.

Interrumpo mis vacaciones para publicar esta jugosa entrevista imaginaria con el divo de la ópera.

Nos encontramos con el famoso cantante Carlo Broschi, más conocido como Farinelli, ante el lanzamiento de su nuevo cd "Huevos cocidos" en el que aborda un repertorio un poco alejado del suyo habitual.Atento y a la escucha, está en la sala también su hermano Riccardo, que nos sirve un café antes de iniciar la conversación.

-¿Cómo empezó su carrera?
-Mi padre, Salvatore, enseguida se dio cuenta de mis posibilidades y decidió que lo mejor para mi era que tuviese un "accidente".
-Accidente con un caballo,¿no?
-No, eso ha trascendido, pero en realidad fue con una caballa o, mejor dicho, con una lata de caballa, que en manos de mi habilidoso progenitor produjo el efecto deseado.
-Y tras el accidente muchos años de estudio.
-¡¡Buff!! Interminables, recuerdo estar estudiando canto a todas las horas. A mi me gustaba jugar al calcio, pero era un negado, mi entrenador, Camaccio, me decía que me faltaba algo fundamental, nunca le llegue a entender...
-Ud. adquirió pronto fama en el Sur de Italia y le llegó su oportunidad...
-Cierto, aún recuerdo el debut con la Angelica e Medoro, de Porpora. El teatro lleno, el éxito, el mirar luego las opiniones de los foreros en internet...
-De ahí en adelante todo rodado...
-No, interrumpe su hermano. Le ha costado mucho a mi hermano llegar a donde está.
-Sí, continúa el divo, el teatro es una selva, con esas primadonne de tres al cuarto que no aguantan un agudo más de 15 segundos o esos músicos como el trompetista al que vacile en la Eumene, en Roma.
-Pero, ¿cuánto puede Ud. hacer durar una nota?
-Prefiero no entrar en esos debates. Sé que en los foros de internet se entretienen y hacen apuestas, en fin...
-Sigamos, luego de Roma, vendrán Viena, Venezia...
-Sí y Roma y Bolonia... ya he recorrido mucho camino. Ahora en Inglaterra y mañana quién sabe...el Rey de España no para de darma la brasa con e-mails pidiendome que me dedique a él en exclusiva, pero, entre nosotros, [i]baja la voz y apunta a su hermano[/i] ¿qué hago con este? sin mi no lo contratarán ni para bandas sonoras.
-Cambiemos de tema, ¿qué hay de su polémica vida sentimental?
-Prefiero dejar el tema. Estoy harto de los paparazzi, es imposible llevar una vida tranquila.
-Pero sus amores con damas de alta cuna...
-No, no, todo el día me están sacando líos...que si con la Obregoni, que si con la Ricciarelli, que si lo de los niños... por favor, me desenvuelvo en ciertos ambientes y es lógica la charla amigable, hasta el flirteo, pero uno es como es... Sobre lo de los niños es todo un bulo sustentado por mi amistad con mi colega "Il Jacksonino".
-En su nuevo disco aborda por primera vez un repertorio más verista
-Sí, es un repertorio que me interesa, ya estoy cansado de los da capo y de las interminables florituras, creo que mi voz se ha hecho más ancha y puedo cantar este nuevo repertorio lleno de sangre.
-Le veo un tanto sangriento.
-Creo que el público quiere ver pasiones reales, de gente del populacho vil, que sufre como personas y no como dioses azotados por las tormentas o amazonas despechadas.
-¿Alguna inquietud más?
-Me han hablado de un compositor alemán, un tal Pagner o Panzer o algo así, que está experimentando con un lenguaje nuevo, pero no sé si llegaré a cantar algo para él.
-Pero,¿va a seguir cantando su repertorio habitual?
-Sí, claro, lo que vende, vende. Este disco ha sido un capricho mío, pero para seguir en lo más alto no puedo prescindir de mis arias de baúl.
-Y, hablando de baúl, ahora la promoción a dónde le lleva.
-Gracias a Dios ahora mucha de la promoción se hace por internet y se ocupa mi discográfica, "Virgin ma non troppo", con lo cual yo sólo me limito a alguna entrevista y a grabar los videoclips.
-¿A qué cantantes admira?, ¿ve a alguno con futuro?
-No me gustaría personalizar en ningún colega. Sobre el futuro, lo veo muy negro ya que las vocaciones van disminuyendo, nadie quiere ser ya castrado, se va a la vida fácil, a lo inmediato... creo que ya nunca habrá cantantes como los de ahora.
-Bueno, si quiere decir algo más.
-Enviar un saludo a mis fans y seguidores en general y animar a lo más pequeños a que si tienen una buena voz no se desanimen y piensen en lo positivo que puede haber en los "accidentes".
Le dejo, al salir escucho como lanza una nota al aire, la sostiene y aumenta... una nota de prodigiosa longitud, pureza y poder.

1 comentario:

Sipuo dijo...

Genial, @lm@viv@. Muy ingenioso.
Un cordial saludo.

Sipuo.
HispaOpera