27 de junio de 2007

Tenor suizo Hugues Cuénod celebra su 105 aniversario con buena salud

EFE

El tenor suizo Hugues Cuénod, uno de los cantantes con la trayectoria más longeva de la historia de la música clásica, celebró hoy su 105 aniversario y aseguró que se encuentra en buen estado de salud, aunque la voz ya no sea como la de antaño.

"Ya no puedo cantar como entonces, aunque muchas veces lo intento porque mi voz todavía está viva", señaló hoy el centenario artista en declaraciones a Efe.

Cuénod es el tenor con una de las carrera más largas de las que se tiene noticia en de la historia de la música, ya que se mantuvo en los escenarios hasta los 85 años.

A esa edad protagonizó una de sus últimas actuaciones al interpretar el 10 de marzo de 1988 en el Metropolitan Opera House de Nueva York al emperador de China en la ópera póstuma de Giacomo Puccini "Turandot".

"No tengo ningún secreto en particular para haber podido seguir cantado tantos años, simplemente he vivido una vida normal y corriente", apuntó el tenor con modestia.

El cantante comenzó sus estudios en el Instituto Ribeaupierre de Lausana y los prosiguió en los conservatorios de
Ginebra, Basilea y Viena, donde progresivamente fue abandonando su registro inicial de barítono ligero para convertirse en tenor.

En 1928 debutó como concertista vocal en París con la versión francesa de "Johnny spielt auf" (Johnny dirige el baile), obra del compositor austríaco Ernst Krenek.

Un año más tarde participó en el Reino Unido en la creación de "Bitter Sweet" (Sabor agridulce), del inglés Noel Coward, que posteriormente interpretó en Estados Unidos.

Fue durante la década de los años treinta cuando asumió los grandes papeles de su carrera, con una especialmente predilección por las obras del siglo XX, sobre todo "El paraíso perdido", del ucraniano Igor Markevitch; "La danza de los muertos", del suizo Arthur Honegger y "Las bodas", del ruso Igor Stravinski.

Con ese último compositor trabajó en la creación de su célebre ópera "The Rakes Progress", que el tenor suizo interpretó en Viena junto a la soprano alemana Elisabeth Schwarzkopf en 1951.

A partir de los años cuarenta, Cuénod se inclinó por la música antigua y participó junto con la compositora francesa Nadia Boulanger en el redescubrimiento del italiano Claudio Monteverdi (siglo XVII).

Durante ese periodo también grabó distintas canciones medievales de artistas como Gilles Binchois o Guillaume de Machaut.

En la actualidad, el tenor vive junto a Alfred Augustin -al que se unió legalmente tras 25 años de convivencia- en Lully, al sureste de Suiza y muy cerca de la ciudad que lo vio nacer, Corseaux.

1 comentario:

alicia dijo...

¡Vaya sorpresa!

:O

Eso si que es historia viva de la ópera